Más de cincuenta niños y niñas participan durante este mes en las colonias de verano de Cáritas Huesca

 

 

 

 

3 de julio de 2019

 

- Fotos -

Un total de 55 niños y niñas están disfrutando durante el mes de julio de las colonias que organiza, Cáritas Diocesana de Huesca desde el Centro de Formación que, como cada año, pretenden facilitar la conciliación familiar. Asimismo es una iniciativa que busca ofrecer a estos jóvenes un espacio para compartir con otras personas de su edad y para participar en diferentes actividades lúdicas y didácticas todas las mañana, de lunes a viernes, de 10.00 a 13.00 horas.

Esta iniciativa, que ya es una tradición dentro del programa de actividades de Cáritas Diocesana de Huesca y que se llevará a cabo hasta el 26 de julio, reúne a chavales de entre 6 y 12 años. En su mayoría está formado por los niños y niñas que han asistido durante el curso al proyecto de Apoyo Escolar, que se ofrece desde el mismo Centro de Formación de Cáritas, aunque también están participando otros chavales que no han acudido al citado proyecto.

La programación tiene un esquema fijo, pero cuenta con actividades variadas como talleres de pompones y atrapasueños, de cocina, de Hama Beads, juegos deportivos, de inglés, de agua, Gymkanas y proyección de películas. Para completar estas jornadas además se han programado escapadas, las cuales algunas de ellas ya las han realizado durante la primera semana de colonias como la visita a la Estación de Bomberos de Huesca, y otras salidas, que realizarán durante los próximas días, a la piscina, a la sede de la Fundación de Disminuidos Físicos de Aragón (DFA) y a Graus, donde aprovecharán para bañarse en las playas del pantano  de Barasona, entre otros lugares.

No obstante, entre tanta actividad lúdica, siempre se dedican unas horas cada día para reforzar y apoyar el trabajo escolar, de modo que no pierdan el hábito de estudio durante los meses de verano y puedan realizar ejercicios de aquellas materias que les resultan más complicadas.

“Me gusta Cáritas porque podemos hacer de todo y vamos a la piscina a disfrutar mucho”, comenta Adam de  nueve años, uno de los chicos que acude estos días a este campamento urbano. Una opinión que comparte su compañero Ylias de ocho años, quien explica que está participando en las colonias de Cáritas “porque son muy divertidos los profes y lo que más me gusta es que nos llevarán de excursión a Anzánigo”.

De hecho, la convivencia a Anzánigo, que en esta ocasión se desarrollará del 16 al 18 de julio, es una de las actividades más esperadas por los pequeños porque les permite salir de su entorno habitual durante tres días y aprender a convivir con otros chavales y chavalas. Esta escapada está orientada a potenciar el respeto por el medio ambiente y a enseñarles, de una forma diferente, a asumir responsabilidades. En este sentido, se programan juegos al aire libre que promueven el contacto sostenible con la naturaleza y completan la jornada participando en la organización y ejecución de los turnos de tareas y mantenimiento de las instalaciones.

La diversión es una constante en todas las acciones que se planifican durante este mes, pero los objetivos principales van más allá. Con estas dinámicas lúdicas se quiere conseguir educar en valores como el respeto, la participación, la escucha, la paciencia, la empatía y el trabajo en equipo, entre otros, y promover sus habilidades y capacidades.

 

 

 

Cáritas Diocesana de Huesca - Calle Ricafort 5 - 22002 Huesca - Teléfono 974223179 - Fax 974228173

 

Mapa - Callejero - Aviso legalTrabajamos por la justicia