Las personas voluntarias de Cáritas ‘validan sus aptitudes’ y reciben un carné institucional

 

 

28 de noviembre de 2018

 

Fotografías

Por tercer año consecutivo, Cáritas  Diocesana de Huesca pone en valor la labor de las personas voluntarias con un emotivo acto que ha tenido lugar en la parroquia de San José esta mañana. Una de las novedades de esta edición es precisamente el cambio de horario y la entrega, por primera vez, de un carné institucional personalizado. En ocasiones anteriores esta fiesta se ha desarrollado por la tarde, pero este año se realizará en horario matinal para facilitar la asistencia a aquellas personas que vienen desde fuera de la capital altoaragonesa.

Felipe Munuera, director de Cáritas Diocesana de Huesca, ha inaugurado la jornada, a las 12 horas, con unas palabras de bienvenida. Posteriormente, se ha presentado el nuevo itinerario del voluntariado que se ha elaborado desde un equipo creado especialmente para reflexionar sobre la figura del voluntario. Este itinerario pretende ser un documento guía para valorar y marcar pautas necesarias para la acogida, atención, formación y seguimiento de las personas que son o quieren ser voluntarias en la entidad.
 
Además Cristina Longás y María Jesús Jadraque, dos personas que ya pertenecen a la familia de Cáritas, han contado brevemente su experiencia como voluntarias dentro de Cáritas Huesca. Tampoco ha faltado el humor, que ha llegado de la mano de uno de los trabajadores de Cáritas, Sergio Salas, quien ha evaluado con un divertido juego de preguntas a los presentes para poder concederles la ‘acreditación especial para voluntariado FCV’ (Fraternidad, Compromiso y Voluntariado).

Tras superar la prueba de validación de su labor como voluntarios, se ha entregado a cada una de las personas un carnet institucional en el que se puede leer su nombre y apellidos, su número de voluntario, junto al logotipo, el teléfono y la dirección de la sede de Cáritas Huesca. En la parte posterior, aparece la fórmula Fraternidad + Compromiso = Voluntariado, que refleja los valores ideales que deben tener las personas que forman parte de la entidad.
   
Antes de concluir la fiesta con un picoteo, se ha celebrado una sencilla oración en la que además de agradecer la labor de todas las personas que se implican en la actividad de Cáritas Huesca, se ha recordado a todas aquellas que han formado parte de la entidad pero han fallecido.

Esta fiesta se ha convertido en un momento de encuentro para compartir experiencias y conocer a todas las personas que hay detrás de cada una de las acciones que se llevan a cabo desde Cáritas Huesca.

 

 

 

Cáritas Diocesana de Huesca - Calle Ricafort 5 - 22002 Huesca - Teléfono 974223179 - Fax 974228173

 

Mapa - Callejero - Aviso legalTrabajamos por la justicia