Cáritas Diocesana de Huesca reflexiona sobre nuevas vías de actuación para los próximos años

 

 

31 de agosto de 2018

 

Cáritas Diocesana de Huesca afronta el nuevo curso reflexionando sobre cuatro puntos que nacen de la evaluación de los objetivos, marcados en la última Asamblea Diocesana, que se celebró el 17 de diciembre de 2016. El voluntariado, las Personas Sin Hogar, la Animación Comunitaria y la financiación son los cuatro frentes sobre los que se articula esta reflexión, que pretende buscar y concretar nuevas y mejores vías de desarrollo de estas áreas tan esenciales para la sostenibilidad de la entidad.

Las personas son el centro de la actividad de Cáritas y especialmente, se trabaja por y para los más desfavorecidos, aquellas personas que tienen menos oportunidades o cuentan con menos recursos. Es necesario analizar nuestro entorno y adaptarse a los cambios que impone constantemente la realidad.

Por ello cada tres años, se convoca una Asamblea General de Cáritas Diocesana de Huesca en la que se proponen y confirman las bases de trabajo para los siguientes años. “Hacia un cambio de modelo orientado a las personas” es el título del documento que recoge las propuestas surgidas durante la última convocatoria. 

De una exhaustiva jornada de evaluación y con el citado documento en la mano, se han abierto cuatro frentes de reflexión. El primero orientado a establecer un itinerario para las personas voluntarias que mejore el acompañamiento y la gestión de esta tarea. El segundo punto de reflexión se centra en las respuestas, la calidad de los servicios y los proyectos dedicados a las Personas Sin Hogar. En tercer lugar, preocupa el alcance de la animación comunitaria cristiana en la labor caritativa de la Iglesia, que es Cáritas. El último frente sobre el que se debate es sobre cómo sostener e impulsar los fondos propios de la entidad.

Para trabajar sobre cada uno de estos asuntos, se han constituido con personas de la entidad cuatro grupos reducidos para avanzar con más eficacia en la realización de un plan de actuación que se presentará en la próxima Asamblea General, prevista para el año 2019.

Por el momento, ya se contemplan algunos objetivos sobre los que trabajar durante los próximos cursos. Desde el primer grupo, se plantea la creación de un nuevo itinerario y modelo de bienvenida para las personas voluntarias. Se están desarrollando algunas iniciativas que fortalezcan la identidad corporativa como el carné de voluntario y voluntaria, que se repartirá durante los próximos meses a todas aquellas personas que colaboran con Cáritas Huesca.  

En cuanto al programa de las Personas Sin Hogar, se pretende mejorar el protocolo de actuación y los proyectos destinados a este perfil de personas. Asimismo, se quiere abordar de una manera transversal el tema de la vivienda, que es una de las grandes preocupaciones de los últimos años en materia social.

En relación a la animación comunitaria, se está trabajando para definir este programa y para promover actividades con las que implicar en mayor medida a la comunidad cristiana en la labor caritativo-social, que se enmarca en el día a día de Cáritas.

La financiación está siendo una de las mayores preocupaciones de los últimos años por el cambio de política en el sistema de subvenciones, a pesar de que Cáritas Diocesana de Huesca, hasta el momento, no ha tenido problemas para cumplir con el presupuesto necesario para mantener todos sus servicios. Ante esta situación el equipo responsable está valorando la posibilidad de lanzar una campaña de refuerzo de captación de fondos para conseguir la autofinanciación e independencia económica.

 

 

 

Cáritas Diocesana de Huesca - Calle Ricafort 5 - 22002 Huesca - Teléfono 974223179 - Fax 974228173

 

Mapa - Callejero - Aviso legalTrabajamos por la justicia