Antonia Piedrafita, voluntaria del taller de Recuperación de Juguetes usados

 

 

20 de julio de 2017

 

A sus 73 años Antonia continúa con el mismo espíritu joven y cristiano que le llevó hace más de quince años a convertirse en voluntaria de Cáritas Diocesana de Huesca. La labor de personas, como Antonia, que deciden dedicar parte de su tiempo libre a los demás es esencial para la actividad de la entidad. En su caso ha formado parte del equipo del taller de promoción con mujeres extranjeras, del prelaboral de triaje y recuperación de ropa usada y actualmente, está participando en el taller de iniciación al empleo sobre reciclaje de juguetes usado, que es uno de los proyectos en los que se necesitan personas voluntarias en este momento.

 

¿Qué le llevó a ser voluntaria?
La inquietud y el compromiso cristiano, despertado en mi juventud dentro de los movimientos de Acción Católica, concretamente la Juventud Obrera Cristiana (JOC).

 

¿Por qué motivo escogió esta entidad?
Desde Cáritas me pidieron que impartiera un curso para enseñar nuestra cocina a mujeres extranjeras, lo que, al mismo tiempo, me permitió a mi conocer otras culturas y costumbres.

Poco a poco descubrí que Cáritas trabaja con las personas más vulnerables, ayudándolas a afrontar problemas y a sentirse útiles en la sociedad, esto nos da la oportunidad de ver como hay personas que son capaces de superarse a sí mismas.

Además, como cristiana creo que me tengo que implicar en la lucha por la justicia, defendiendo los derechos de igualdad y de justicia  por encima de la caridad.  

 

¿Qué le reporta esta labor?
Te sientes útil al ayudar a otras personas a promocionarse. Esto es muy gratificante  al mismo tiempo que me enriquecen, me ayudan como persona y me enseñan a ver y sentir la realidad de la vida.

 

¿Por qué animaría a otras personas a hacerse voluntaria?
Ser voluntaria te aporta un talante humanitario y sensible ante los problemas de los demás.

Colaboras a que el mundo sea mejor, a que las personas se promocionen, a ser útil a la sociedad. No ser un parasito. Humanitariamente, todos nos necesitamos y hay muchas maneras de ser voluntario dentro y fuera de la Iglesia.

 

 

 

Cáritas Diocesana de Huesca - Calle Ricafort 5 - 22002 Huesca - Teléfono 974223179 - Fax 974228173

 

Mapa - Callejero - Aviso legalTrabajamos por la justicia