La Fundación Centro de Solidaridad Interdiocesana de Huesca atendió a 140 personas en 2016

 

 

26 de mayo de 2017

Durante el próximo curso la Fundación llevará a cabo labores de prevención en el Campus Universitario y en los centros educativos

 

Fotografías - Memoria -

Memoria EmpleoLa Fundación Centro de Solidaridad Interdiocesana de Huesca atendió en 2016 a 140 personas, de las cuales 62 recibieron el alta terapéutica. Los responsables de la Fundación presentaron el pasado miércoles, 24 de mayo, la memoria anual de 2016 en el Centro Ibercaja Villahermosa de Huesca. La prioridad de esta Fundación es la prevención y atención a adolescentes y jóvenes de entre 14 y 20 años en situación de riesgo. El número de adolescentes atendidos en 2016 fue de 26; 25 de ellos por adicción al cannabis y uno por adicción a otras sustancias.

La Fundación organiza talleres de prevención en los centros escolares en Huesca, Barbastro y Alto Gallego con padres, profesores y alumnos. En 2016, asistieron a estos talleres 569 personas; 337 madres, 202 padres y 30 profesores.

Dentro del programa de atención a personas con adicciones a la cocaína y al alcohol, el centro de Solidaridad Interdiocesana antendió a 45 personas de entre 21 y 60 años. La Fundación trabaja también en la acogida y reinserción de personas con problemas graves de drogodependencia. En 2016 atendió a 17 personas que se encontraban en esta situación.

El centro atendió a 68 personas con problemas de adicción al teléfono, las compras, los juegos de azar, el sexo, el ordenador, los videojuegos, entre otros. Además, dio apoyo a 22 familias de usuarios con conductas adictivas.

La Fundación trabaja además en un programa de intervención comunitaria con la población en general con el fin de prevenir las adicciones en diferentes ámbitos y entre distintos públicos. Este programa se lleva a cabo en Barbastro, Comarca del Alto Gallego, Hoya de Huesca, Cinca Medio, Fraga y Monegros.

El próximo curso la Fundación pondrá en marcha nuevas estrategias de intervención social y nuevos programas y proyectos de prevención en el Campus Universitario de Huesca y centros educativos.

Según los datos de la Fundación, cada vez es mayor el número de personas que acuden al centro a pedir ayuda por voluntad propia, sin presencia familiar y sin motivos judiciales. También aumenta cada año el número de familias con hijos adolescentes a solicitar ayuda y orientación.

La Fundación advierte que los adolescentes y jóvenes consumen sustancias psicoestimulantes, alcohol y cannabis en edades cada vez más tempranas, lo cual desencadena patologías, algunas de ellas crónicas.

 

Veinte años ejerciendo la solidariadad

El Centro de Solidaridad Interdiocesana de Huesca lleva 20 años asistiendo a personas con problemas de adicciones. Este centro creado en 1997 por los Obispos de Barbastro-Monzón, Huesca y Jaca, por iniciativa de las Cáritas, con la específica finalidad de atender a personas con diferentes adicciones y a sus familias.

Esta fundación está reconocida de carácter sanitario por el Gobierno de Aragón, y cuenta con la notable experiencia del Proyecto Hombre en su labor preventiva y asistencial de las drogodependencias y nuevas adicciones.

El Centro de Solidaridad Interdiocesano de Huesca ofrece asistencia terapéutica a personas con diferentes problemas de adicciones sin discriminación alguna, de forma gratuita y con la mayor discreción, y colabora con cualquier institución pública o privada que trabaje por la misma finalidad en todo el Alto Aragón. La protección e información a la infancia y juventud es una labor prioritaria del Centro.

 

 

 

Cáritas Diocesana de Huesca - Calle Ricafort 5 - 22002 Huesca - Teléfono 974223179 - Fax 974228173

 

Mapa - Callejero - Aviso legalTrabajamos por la justicia