Sebastián Mora en el XVIII Congreso Estatal del Voluntariado

 

 

26 de noviembre de 2016

 

- Fotografías - Primera jornada -

Diversidad y potencialidades desde la nueva normativa es el ámbito en el que se centró la segunda jornada del Congreso Estatal de Voluntariado, que en el día de ayer, viernes 25, arrancó con una ponencia sobre la ‘Nueva Ley de Voluntariado, marco de oportunidades para la participación comprometida de la ciudadanía’, a cargo de Pablo Benlloch, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos.

Sebastián Mora, secretario general de Cáritas Española, fue uno de los cinco invitados que intervinieron en la mesa redonda sobre ‘El voluntariado, una mirada desde sus protagonistas y otros agentes’, que se desarrolló en la mañana de ayer. Sergio Castel, de la plataforma Aragón Participa, fue el primero en intervenir para explicar este proyecto que pretende constituir un espacio de información sobre procesos de participación impulsados en esta comunidad y crear un canal interactivo en el que el ciudadano pueda implicarse en las políticas autonómicas y locales.

En su turno, Sebastián confesó que “el voluntariado es menos transformador de lo que debería ser” y siguó su discurso alegando algunas razones de por qué se da esta situación. Por un lado, habló de un voluntariado con “déficit de realidad” y, añadió, “el voluntariado tiene sentido en tanto que haya algo más allá de él mismo”. También citó el factor de la estructura motivacional, desde la perspectiva no psicológica sino ética, recordando que nos encontramos en una “sociedad individualista” y reflexionó sobre “este mundo colonizado por lo económico donde a todo le ponemos precio, pero si el voluntario quiere ser transformador debería ser claramente diferenciador”. “Un voluntariado con su fundamentación en las motivaciones, en su organización de la acción, en su legitimidad de la acción en sus valores y reconocimiento se va convirtiendo en un voluntariado no tuista sino miista”. Por último, apuntó que en los últimos años estamos viviendo un proceso enfermizo de autorreferencialidad un proceso de la positivización de la realidad. “Hemos contraído el virus de la eficacia y eso  significa mirarnos continuamente a nosotros mismos”. Además afirmó que “nos pasamos la vida cubriendo mínimos pero no abriendo máximos” y concluyó citando a Juvenal: “Que por sobrevivir ha perdido la razón de vivir”.

El tercer discurso lo pronunció Natalia Montero, de Forética, un proyecto que sirve de puente entre ONGs y empresas para facilitar el voluntariado corporativo. Natalia redundó en la idea de crear valor compartido entre los diferentes agentes, que es la filosofía de esta iniciativa. También intervinieron Silvia Arias, de la Universidad Autónoma de Madrid, aportando la visión del voluntariado universitario y Nuria Rivas, voluntaria de la Asociación de personas amputadas o con agenesia (ADAMPI).

Tras una pausa, la mañana finalizó con la intervención de diferentes agentes, explicando sus experiencias y el papel de los voluntarios en el ámbito local. Susana Blanes, de la Diputación Provincial de Huesca, Conrado Salinas, de Aspace Huesca, José Víctor Alfaro, de Podoactiva, y Mayte Aznárez, voluntaria de Entarachén-Vols.

La tarde transcurrió en diferentes grupos en los que trabajaron talleres sobre temas como cultura, ocio, educación, tecnología, cooperación al desarrollo o medio ambiente, entre otros. En la jornada de hoy sábado, 26 de noviembre, se desarrolla el módulo de la participación y solidaridad a través del voluntariado con mesas redondas comunicaciones, experiencias de vidas de personas voluntarias, la presentación del próximo congreso estatal y la clausura oficial de este evento.

 

 

 

Cáritas Diocesana de Huesca - Calle Ricafort 5 - 22002 Huesca - Teléfono 974223179 - Fax 974228173

 

Mapa - Callejero - Aviso legalTrabajamos por la justicia