Cáritas por el cuidado de la naturaleza

 

 

4 de noviembre de 2016

 

El Secretario General de la ONU ha anunciado que el Acuerdo de París sobre el cambio climático, firmado en diciembre del año pasado en la capital francesa por 191 naciones después de varios años de negociaciones, entra, por fin, en vigor en el día de hoy, 4 de noviembre, al haber sido ratificado por al menos 55 países que representan el 55% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, a cuyas ratificaciones estaba condicionada su entrada en vigor.

Caritas Española y otras cuatro organizaciones católicas que participan en Cooperación al Desarrollo, como son Manos Unidas, CONFER, Justicia y Paz y Redes, han sumado juntas sus actividades y propuestas, creando una plataforma bajo el lema “Enlázate por la Justicia”, con el  objetivo compartido de movilizar a toda la comunidad cristiana y al conjunto de la ciudadanía en el cuidado de la Creación y la adopción de hábitos y estilos de vida responsables y sostenibles. Al enjuiciar los Acuerdos de París, “Enlázate por la Justicia” destaca el objetivo de “mantener el incremento de temperatura por debajo de los 2 grados desde niveles preindustriales” y el esfuerzo de los países de no superar la barrera de los 1,5ºC. Este último sería el escenario más seguro para millones de personas pobres, susceptibles de padecer la violencia de huracanes e inundaciones, sequías prolongadas y mayores dificultades para producir alimentos. Valora, igualmente, que se introduzcan mecanismos de revisión cada 5 años, que, de aplicarse, pueden permitir la reducción progresiva de las emisiones de gases de efecto invernadero. Asimismo, resulta esperanzador que la erradicación de la pobreza sea reconocida como una meta intrínsecamente ligada a la acción climática y la incorporación del concepto de justicia climática como elemento central en el preámbulo del Acuerdo. Como señala el Papa Francisco en la encíclica Laudato Si', “el ambiente humano y el ambiente natural se degradan juntos, y no podremos afrontar adecuadamente la degradación ambiental si no prestamos atención a causas que tienen que ver con la degradación humana y social”.

Sin embargo, se constata que los compromisos voluntarios de disminución de emisiones de los países que firmaron en Paris no son suficientes, ya que nos llevaría al escenario de un aumento de temperatura cercano a 3ºC, por lo que “Enlázate por la Justicia” considera que la comunidad internacional debería asumir las verdaderas causas estructurales del cambio climático, puesto que es el actual modelo económico y de consumo el que está degradando nuestra Madre Tierra, el cual debe de ser sustituido por un modelo de desarrollo sostenible centrado en las personas.

No obstante, aunque es importante la actuación conjunta de los Estados y de la acción internacional para hacer frente al cambio climático, no es suficiente si no cambiamos también individualmente todos los seres humanos para ser conscientes de la importante repercusión ambiental que tienen nuestros comportamientos cotidianos,  de la necesidad de una mayor austeridad de vida, de reducir nuestro alto consumismo y nuestras excesivas basuras o incrementar el aprovechamiento y reutilización de bienes todavía útiles. En definitiva, el cuidado de la Creación supone un modelo distinto de desarrollo, justo, solidario y sostenible, con una ciudadanía global dispuesta a cambiar sus hábitos de consumo y su vida centrada en el tener. Las comunidades cristianas tenemos que "vivir la vocación de ser protectores de la obra de Dios" no comoalgo opcional o secundario de la experiencia cristiana,sino como una exigencia de nuestra fe.

 

 

 

Cáritas Diocesana de Huesca - Calle Ricafort 5 - 22002 Huesca - Teléfono 974223179 - Fax 974228173

 

Mapa - Callejero - Aviso legalTrabajamos por la justicia