Acción de Cáritas frente a las drogodependencias

 

 

23 de septiembre de 2016

 

El Centro de Solidaridad Interdiocesano de Huesca (CSIH) es constituido en 1997, por los obispos de las Diócesis de Huesca, de Barbastro-Monzón y de Jaca, como demanda de sus Cáritas Diocesanas correspondientes, con el objetivo de atender a personas con diferentes adicciones y favorecer su promoción, desarrollo integral e inserción social, de forma coordinada en toda la provincia. Su filosofía de trabajo consiste en tener a la persona como el centro de toda intervención, tratando de identificar las causas que le inducen a la adicción y trabajar desde una dimensión terapéutico-educativa, con la persona y con su entorno familiar y social.

El Centro de Solidaridad Interdiocesano de Huesca está reconocido, en la actualidad, por el Gobierno de Aragón como centro sanitario y su domicilio social se encuentra en Huesca, en calle Sancho Abarca, 18, teléfono, 974 24 52 00, si bien se atiende en todo el territorio de las tres diócesis.

En 2015, el Centro realizó 105 atenciones terapéuticas, de las cuales 67 personas consiguieron el alta, apoyó a 91 familias y llegó a unas 1.200 personas a través de acciones de prevención y sensibilización. Por programas, en el de prevención y atención a adolescentes se trabajó con 36 jóvenes, en el de consumidores de Cocaína/Alcohol 34 personas, así como otras 26 del programa de Acogida y Reinserción. En el programa de incorporación más reciente, que acoge a personas con problemas de adicciones comportamentales, se trabajó con 9 hombres, con problemas de adicción al teléfono, las compras, los juegos de azar, los videojuegos, el ordenador… 

Las familias son uno de los principales pilares de apoyo para la recuperación de  estas personas por lo que desde el centro se trabaja estrechamente con su entorno social más cercano para guiarlos en el trato y comportamiento que conviene utilizar con estas personas. De las 91 familias atendidas en el pasado año, 64 fueron nuevas.

El centro está muy comprometido con la formación y educación preventiva por lo que realizó varias actividades, charlas y talleres de prevención en centros escolares, con alumnos, padres y profesores, con el objetivo de sensibilizar a los jóvenes y a sus familias e intervenir en los factores de riesgo.

En la actualidad el Centro de Solidaridad Interdiocesano de Huesca pasa por momentos difíciles, por lo que se pide la colaboración de toda la sociedad y de las Administraciones Públicas para que pueda seguir desarrollando, con los mismos medios, cobertura y eficacia, la importante labor de prevención, sensibilización y atención que lleva a cabo en el territorio altoaragonés. La actividad que el Centro efectúa es totalmente gratuita y sólo se financia con subvenciones públicas y privadas, donativos y aportaciones de las Cáritas constituyentes.

José Luis Martín-Retortillo, director del Centro de Solidaridad Interdiocesano de Huesca, agradece la colaboración de instituciones, entidades y personas, además de la de socios y voluntarios que hacen posible la labor del centro.

“Hablar de drogas y de adicciones es hablar de salud y de calidad de vida, y en los jóvenes, es hablar de futuro y de esperanza”, afirma el director del CSIH, quien asegura que “es la adolescencia y la juventud de una sociedad mejor quien debe optar por la vida saludable. Que los adolescentes no se inicien en los consumos de sustancias estupefacientes y en las prácticas adictivas es más que saludable”.

Las aportaciones económicas se pueden realizar directamente en la cuenta de Ibercaja: 2085-2052-00-0115374478.

 

 

 

Cáritas Diocesana de Huesca - Calle Ricafort 5 - 22002 Huesca - Teléfono 974223179 - Fax 974228173

 

Mapa - Callejero - Aviso legalTrabajamos por la justicia